Secretos y “Tips Legales” para compras online

Cada vez son más las compras que se hacen por Internet. Hacés un par de “clicks” y ya se está configurando un “Contrato Electrónico”. segui leyendo los tips legales para compras online.

Antes de comprar, te recomiendo algunas cuestiones que te ayudarán a evitar situaciones desafortunadas. Lo ideal es realizar compras dentro el mercado local, con esto me refiero a que si compraste vía Internet un producto chino que nunca te llegó… Fuiste. A reclamar a Pekín.

* Ya sé que este consejo es básico, pero para empezar, asegurate que los sitios de tus compras sean conocidos y con un entorno seguro para las transacciones.

Siempre verificá que el producto que estás comprando sea exactamente el mismo que está en oferta, que no hay cambios de tamaño o cantidad. Si tenés dudas sobre el producto o las condiciones de compra, comunicate antes de realizar la compra con el vendedor.

*No te olvidés nunca de esto: En los contratos de consumo, LA PUBLICIDAD ES PARTE DEL CONTRATO y podes exigir lo que te prometieron en la misma. Para ello te recomiendo que hagas capturas de pantalla o tomes fotos de las ofertas o publicidades de los productos, como así también, archivés los correos electrónicos enviados y recibidos, de esta manera vas a contar con pruebas definidas ante un eventual reclamo.

*Aunque esté en oferta, el vendedor debe respetar la legislación vigente aplicable a cualquier producto (esté en oferta o no), ofreciendo garantía, y respetando el precio de oferta aunque haya demoras en la entrega.

*Tomá nota luego del número de pedido y el código de seguimiento de envío al momento de cerrar la compra para poder rastrear el producto.

*Averiguá antes de comprar las políticas de cambios y devoluciones de cada vendedor.

Bueno,  ¿y qué pasa si lo que recibí no era lo que esperaba o peor, nunca recibí lo que compré?

Esto se denomina incumplimiento de la obligación”, y en estos casos a tu libre elección podés exigir el cumplimiento forzado de la obligación (si fuera posible, porque si el producto desapareció, se quemó, se daño totalmente o lo que sea que impida su cumplimiento, no se podrá obligar al vendedor a cumplir).

También podés optar aceptar otro producto equivalente. O si ninguna de las anteriores opciones te gusta, podrás rescindir el contrato con derecho a la restitución de lo pagado. Todo ello sin perjuicio de las acciones de daños y perjuicios que correspondan.

Pero ¡ATENCIÓN! En las compra a distancia, como cuando lo hacés por Internet, no es necesario que el vendedor no haya cumplido con la obligación.

Existe lo que se llama DERECHO DE ARREPENTIMIENTO o DERECHO DE REVOCACIÓN.

¿Qué es esto? Esto es TU derecho como comprador “a distancia”, de arrepentirte de la compra aun cuando la misma cumpla las condiciones acordadas.

Para ser más claro: No hace falta que el producto esté fallado. Lo único que la ley te pide es que lo hagas dentro de los diez días de realizado el contrato o recibido el producto (lo que haya ocurrido último).

Sólo tenés que notificar al vendedor por escrito, por medios electrónicos o enviando de vuelta el producto. Después, quien ofreció el bien o servicio, te debe devolver el dinero sin costos a tu cargo, pero siempre y cuando la operación se concrete dentro del plazo legal de diez días.

Este derecho que tenés como comprador “a distancia” intenta evitar que se concrete cualquier operación en la cual lo que adquiriste algo que no era lo esperado, como consecuencia de la falta de presencia física del producto para una adecuada evaluación.

Y para finalizar, no pueden usar en tu contra NINGUNA cláusula que restrinjan el derecho de revocación. Si lo hacen, se trata de una cláusula nula.

Espero que pronto puedas poner en práctica tus nuevos conocimientos y habilidades transaccionales en el “ciberespacio”. Te deseo un exitoso shopping digital.

Por: Sebastián Cardó

No Hay Comentarios

Deja un comentario

Facebook
Twitter
YouTube
Pinterest
Instagram