Lo que tu peluquero necesita saber de vos

Conseguir el corte de pelo adecuado es maravilloso. No sólo es capaz de convertir el día más gris en el mejor de la semana sino que ese nuevo flequillo que te hiciste o esas capas que te dan más volumen también te darán más confianza en vos misma y te verás capaz de comerte el mundo.

Pero si elegís un mal corte es posible que primero quieras matar a tu peluquero y segundo, estés lamentándote durante semanas. Te contamos en una nota anterior qué corte te conviene según tus facciones, pero ahí no se termina la cosa, hay varios factores a tener en cuenta.

Si estás pensando en pasar por la tijera, ¡seguí leyendo! te contamos que es tu peluquero necesita saber de vos.

¿Con qué frecuencia te lavás el pelo?

Aquellas que se lavan con frecuencia el pelo podrían beneficiarse de un corte en seco. Este corte es una buena técnica para adaptar el estilo a la textura natural del cabello. Pero si sos de quienes usan champú una vez a la semana, tal vez sería más aconsejable un corte más lento que se mantenga durante más tiempo.

¿Qué es el corte en seco?

El corte en seco consiste simplemente en que el peluquero realice el corte sin mojar previamente la cabeza. “Si el cambio es muy radical y se va a modificar totalmente el look, es mejor empezar en mojado y terminar en seco, pero, por lo general, puede realizarse todo el proceso sin necesidad de humedecer el pelo.

Tu rutina de ejercicio

¿Sos una adicta al Gym? ¿Te contagiaste la fiebre del running? Todo esto, que nunca habías creído relevante, es importante para tu peluquero, ya que implica una cantidad importante de sudor que podría afectar tu peinado.

Que el profesional conozca el ejercicio que practicás y con qué frecuencia lo llevás a cabo le va a dar una visión de cómo cuidás tu pelo y qué corte podría beneficiarte.

Además, hacer actividades (sobre todo si son muy fuertes) puede afectar la salud del pelo, ya que el sudor tiene sales que pueden hacer que éste se seque y requiera un tratamiento especial. No se te ocurra un bob ondulado si hacés mucho ejercicio ya que requiere mucho mantenimiento, especialmente en el proceso de secado.

Tu estilo al vestir

Si tu estilo es más bohemio o romántico no te favorecerá un corte recto y angular. Por el contrario, alguien que durante la semana viste de traje podría querer un corte más suave y femenino, para contrastar con la “masculinidad” del uniforme de trabajo. Si te gusta vestir en clave masculina te conviene un look más suave, que potenciara tu “femineidad”.

La postura en la que dormís

¿Boca arriba, de costado, o con la cara en la almohada? La postura en la que dormís junto a la longitud de tu pelo puede afectar al tiempo que invertís en peinarte cada mañana.

El tiempo del que disponés por la mañana

¿De cuánto tiempo disponés cada mañana para cuidar tu peinado? ¿Solés utilizar herramientas como secadores o planchas? Sí, esto también debe saberlo tu peluquero.

Cuando se trata de un cambio de look, un corte radical o un peinado que nunca antes habías lucido, es importante que sepas los cuidados que va a requerir este cambio. Muchas veces, el simple hecho de pensar en peinarlo, alisarlo o secarlo cada mañana hace rechazar el compromiso.

Tenés que ser realista

En el momento de elegir un corte, debés tener en cuenta varias cosas como el volumen, la forma, etc., ya que algunos dependen mucho de estos factores.

Pro ejemplo, si tenés ondas y querés un corte que va mejor con pelo liso, por obvias razones no te va a quedar bien. Además algunos looks requieren de ciertos gastos y cuidados para mantenerlos, por eso debés tener en cuenta si podés hacerlo realmente o no.

No Hay Comentarios

Deja un comentario

Facebook
Twitter
YouTube
Pinterest
Instagram