Comer bien incide en el funcionamiento del cerebro

El cerebro consume entre 20 y 30% del total de las calorías que se ingieren. En consecuencia, para funcionar adecuadamente requiere de una alimentación balanceada.

La elección de los alimentos que nutran este importante órgano del cuerpo debe regirse por los siguientes principios: su construcción se debe a las grasas, luego su unificación depende de las proteínas, la energía es proporcionada por los carbohidratos mientras que los micronutrientes lo defienden.

Una dieta balanceada es indispensable para ayudar directamente a alimentar el cerebro, a tener mejor memoria, a estar más alerta y sobre todo a que uno pueda razonar mejor los problemas.

Incorpora estos alimentos en tu alimentación diaria:

  • PESCADO: Es uno de los alimentos más importantes para el cerebro, contiene  colina (trabaja al nivel de la memoria) y ácidos grasos Omega 3, que ayudan a mejorar el coeficiente intelectual. Sobre todo los pescados azules como el atún, las sardinas, el salmón y anchoas.
  • CARNES ROJAS: Las carnes en general, pero sobre todo las rojas y las vísceras, contienen mucho hierro, el cual es indispensable para que el cerebro esté bien oxigenado.
  • HUEVO: Además de ser la mejor proteína del mundo, contiene colina en la yema, la cual es la base de las células del cerebro, a más colina, más memoria.
  • CEREALES INTEGRALES: La fibra ayuda a que los alimentos se absorban lentamente y por consiguiente ayuda a que el cerebro reciba la cantidad adecuada de glucosa. Como avena, salvado de trigo, arroz y harinas integrales.
  • LEGUMBRES: Las lentejas, porotos, garbanzos, arvejas, son importantes para la salud del cerebro. Además de la fibra y la proteína, contienen ácido fólico  por lo que ayuda a mejorarles la memoria.
  • FRUTOS SECOS: Son altos en Omega 3, incluyen toda la variedad de oleaginosas como pecanas, almendras, pistachos, avellanas, ricas en minerales como hierro (ayuda al cerebro a recibir la correcta cantidad de oxígeno y magnesio).
  • SEMILLAS: De chía, girasol y sésamo favorecen el funcionamiento de las neuronas y mejoran la actividad cerebral. Es considerada la mayor fuente de omega 3 que conseguimos en la naturaleza. Previene el envejecimiento de los tejidos, manteniendo las funciones intactas por más tiempo.
  • VERDURAS DE LA FAMILIA DE LAS COLES: El brócoli, coliflor y las coles de Bruselas como así también las verduras de hojas verdes, son especialmente saludables para el cerebro. La universidad de Harvard publicó un estudio donde demostró que estas verduras ayudan mucho a la retención de la memoria. Tip: hay que consumirlas al dente (pasadas unos pocos minutos por agua hirviendo) no las dejes horas cocinando ya que pierden sus propiedades.
  • ESPINACA: La espinaca es una maravillosa bomba de ácido fólico, indispensable para el cerebro.
  • FRUTOS ROJOS: Las frutillas, arándanos, cerezas y otros frutos del bosque ayudan a mantener la agudeza mental y disminuir la pérdida de memoria debido a la presencia de compuestos antiinflamatorios y antioxidantes en su composición.
  • MANZANAS: Contienen un antioxidante llamado quercetina el cual ayuda a mejorar la función cerebral, sobre todo la memoria (procura consumirla con cáscara ya que es ahí donde está su beneficio).
  • CHOCOLATE: Se ha comprobado que mejora el flujo sanguíneo, refuerza las habilidades del pensamiento y las funciones cognitivas y protege al cerebro de los efectos neurodegenerativos.La porción recomendada de chocolate negro es de 25gr diarios, es decir el equivalente a un “chocolatín”, o una barrita pequeña del tamaño de 2 dedos de la mano.
  • TE VERDE: Gran antioxidante, ayuda a prevenir las enfermedades que afectan al cerebro. Además, ayuda a preservar la memoria, evita el daño, causado por el paso del tiempo, manteniendo protegidas a nuestras células.
  • AÑADIR EJERCICIO ES VITAL: Como para muchísimas otras cosas, la práctica de ejercicio regular también ayuda a nuestra actividad cerebral, según estudios de la investigación neuroeducativa, la actividad física estimula la producción del Factor Neurotrófico (FNDC), fundamental para las neuronas y sus conexiones.

En resumen…

Todos estos alimentos tienen la capacidad de ayudar a mejorar o mantener las funciones de tu cerebro. Por ello, debes incluirlos en tu alimentación y en la de tu familia.

Una alimentación sana y balanceada mantendrá tu cuerpo en óptimo estado por mucho más tiempo, anímate y decide elegir día a día lo natural y beneficioso.

                                                

Carmen Aramayo
Lic. en Nutrición                                              
Lic. Carmen Aramayo

 

No Hay Comentarios

Deja un comentario

Facebook
Twitter
YouTube
Pinterest
Instagram